07 noviembre 2007

ENTREVISTA – KAI HANSEN (GAMMA RAY)

Siempre es un placer volver a conversar con nuestro viejo conocido Kai, y comprobar que sigue tan rabiosamente simpático como siempre. Esta vez venía acompañado de un discazo como es la segunda parte de “Land Of The Free”, y no podíamos dejar pasar una ocasión así.

Alianza: Llevaba mucho desando hacerte esta primera pregunta. Hace más de un año se anunció un DVD en directo, “Live In Toronto”, que nunca se ha llegado a editar. ¿Qué fue lo que pasó?
Kai:
¡Oh, Dios mío! (risas) El DVD se retrasó demasiado. La razón es que la recopilación nos llevó mucho tiempo, no estábamos satisfechos, especialmente la parte de los extras. Teníamos que buscar entre grabaciones de hace años, había muchas cintas. Siempre había algo más. Luego no estábamos satisfechos con el trabajo de compañía editora del vídeo. Todo llevó mucho tiempo. Y entonces, cuando el DVD estaba finalmente preparado, y dimos el visto bueno, vinieron problemas por parte de la compañía. La única cosa que podíamos hacer es seguir adelante, sacar este álbum y dejar la salida del DVD para el año que viene.
A: ¿Seguro? ¿El año que viene?
K:
Seguro. Y vendrá extendido con material que será filmado en la presente gira.
A: El anterior álbum, “Majestic”, fue diferente a la línea habitual, de Gamma Ray. A mucha gente no le gustó.
K:
Lo sé, sé que a mucha gente no le gustó. Los típicos fans de Gamma Ray esperaban el típico álbum de Gamma Ray. Pero quizá era necesario, interesante y bueno hacer ese álbum, tal y como lo hicimos. Creímos importante sacar a la luz aquellas ideas. Creo que es un buen álbum. Aunque, por supuesto, comprendo a toda esa gente a la que no le gustó.
A: Nos gustaría saber tu opinión acerca del tercer “Keeper” editado por Helloween. ¿Crees que ese álbum realmente debería llevar ese título?
K:
¡Oh! Dios… Creo que es diferente a los otros álbumes. Pero creo que debo dejar elegir a los fans, que digan si piensan que ese álbum es el “Keeper III” o no. Para mí, los álbumes “Keeper” tenían un espíritu que sólo podían darle la concurrencia de factores que había entonces, y entre ellos por supuesto la banda que había entonces. Aparte de esto, tú puedes, por supuesto, hacer como dices, el legado, transportándolo a los nuevos tiempos, pero no es lo mismo, eso es seguro. No sé si habría sido mejor llamar ese álbum de cualquier otra forma, parte primera (risas). Si es bueno, no lo sé. Creo que son los fans los que deben decidir si les gusta el álbum o no.
A: Soy de la opinión de que la auténtica tercera parte del “Keeper” fue “Heading For Tomorrow”. ¿Estás de acuerdo?
K.:
Para mí… cuando componía “Heading For Tomorrow” había parte de aquel “feeling” que había en el “Keeper II”. Porque para mí “Heading For Tomorrow” fue el lógico siguiente paso, musicalmente, como el “Keeper II” lo fue del “Keeper I”. y algunas canciones como “The Silence” ya existían cuando estábamos grabando el “Keeper II”. Eran canciones pensadas para el “Keeper II”, con la voz de Michael. Me agrada conocer tu opinión.
A: La primera vez que vimos a tu mascota Fangface fue en las portadas de Helloween. ¿Tuviste algún problema con Helloween por utilizarlo de nuevo para Gamma Ray?
K:
Absolutamente ninguno, porque Helloween dejó de utilizar al personaje, y era perfecto para mí. No hubo ninguna restricción, ni nadie se quejó.
A: ¿Llegaste a hablar con los miembros de Helloween sobre utilizar a Fangface? ¿Les pediste permiso?
K:
No, nunca llegué a hablar sobre ello, porque sabía que no había ningún problema.
A: ¿Qué nos puedes decir de este nuevo álbum? Antes te decía que “Majestic” se salía de la línea habitual, pero el nuevo creo que es otra vez puro Gamma Ray. Y estoy muy contento de decirlo. ¿Estás de acuerdo?
K:
(risas) Sí, lo estoy totalmente. Creo que es mucho más satisfactorio para los fans, les gusta que tomemos este camino. Pero no hemos cogido este camino de forma deliberada ni calculada. Sentimos de nuevo ese poder de lo positivo, y ahora es su momento, como en su momento lo fue el de “New World Order” o el de “Majestic”. Son aproximaciones diferentes, actitudes diferentes, ideas diferentes, momentos diferentes. Nos hemos trazado una línea y hemos dicho: “vamos a hacer algo como “Land Of The Free”, porque es muy positivo, es muy energético, con esas melodías… Así es como Gamma Ray debería ser ahora.”
A: Aún no he podido leer las letras, pero por lo poco que he entendido al escuchar parecen otra vez muy positivas.
K:
Absolutamente. Ya tenemos bastante mierda en nuestra vida diaria. Miras a tu alrededor, y sólo ves mierda. ¿Qué puedes hacer? O estar siempre cabreado, o buscar algo positivo para hacer las cosas un poco mejor, en tu entorno, en tu situación. Y de esto trata este álbum.
A: ¿Y qué le pasó a Gamma Ray para perder ese positivismo?
K:
Realmente nunca lo perdimos. Pero… Es como si fuéramos dibujantes. Teníamos que pintar un cuadro diferente. Si eres pintor, aunque tienes un estilo de dibujo, a veces necesitas hacer algo diferente. ¿Lo comprendes?
A: Perfectamente. ¿Cuál es tu canción favorita del nuevo álbum?
K:
Muy difícil. La más especial para mí… no te lo puedo decir, realmente no.
A: En la promo no vienen los autores de las canciones. ¿Todos los miembros de la banda han compuesto en la grabación?
K:
Nosotros componemos… Normalmente un miembro de la banda viene con una idea para una canción. Y es el que figura en los créditos como autor de la canción. Pero luego la canción se compone entre todos, todos aportamos ideas, para la música, para la letra... Todos componemos. Dan compuso “Empress”, Dirk hizo “Oportunity”, Henjo hizo “Rain” y “Hear Me Calling”, y el resto fueron hechas por mí. Pero cada canción es puesta en común, la tocamos todos juntos y cada uno da sus ideas para la canción. Yo hice la línea vocal de “Empress”, por ejemplo.
A: Es una banda democrática.
K:
Sí, absolutamente. Nosotros trabajamos juntos todo el tiempo.
A: Es una pena que no nos quede más tiempo. Estoy muy contento de haberte vuelto a ver, y espero verte de nuevo en la gira conjunta con Helloween.
K:
Lo mismo digo. ¡Allí nos veremos!
hgdxfiNacho Jordán

27 marzo 2007

ENTREVISTA ROSS VALORY (JOURNEY)

Los camerinos de La Riviera son un hervidero de gente. Journey acaban de terminar las pruebas de sonido, y mientras Neal Schon entra y sale de los camerinos, saludándonos y cogiendo una y otra guitarra, y Jeff Scott Soto afina su garganta y nos responde en castellano, Ross Valory, bajista y uno de los miembros fundadores del grupo se dispone amablemente a contestarnos.

ALIANZA: Ross, es un muy excitante poder ver a Journey en directo por fín en Madrid,¿Cómo te explicas que nunca habéis tocado antes por aquí?

ROSS: Para nosotros también es un placer tocar en Madrid. De hecho, es el último concierto de la gira en Europa, y estamos con muchas ganas. Nosotros haremos luego conciertos por Asia y por Suramérica. Jorueny hace grandes giras por USA, pero por Europa venimos menos. Tuvimos antes algunas ofertas, pero no se concretaron. De todas formas, vendremos más por Europa y haremos también festivales.

A: Eres junto con Neal Schon y Jonathan Cain los miembros más antiguos de Journey. ¿Cómo se llevan los cambios de miembros en la banda?_
R:
Bueno, con Dean Castronovo lo teníamos claro. Después de la marcha de Steve Perry tuvimos dudas con el nuevo cantante, pero al final decidimos por Steve Augery. Más tarde entró Jeff Scott Soto.

A: Hablando de vocalistas, estuviste con Kevin Chalfant en The Storm y es un gran vocalista; también se pensó en Hugo Valenti (Open Skyz, Valentine) como sustituto de Steve Perry. ¿Es así?
R:
Tienes razón, estuve con Kevin en The Sorm y es un gran cantante, muy melódico, y pensamos seriamente en él, pero nunca en Hugo, no queríamos un imitador de Steve Perry. Otro cantante que estuvo con nosotros por unas semanas como vocalista fue Geoff Tate (Queensryche), pero no cuajó por determinadas circunstancias. Al final, entró Steve Augery. Ahora con Jeff Scott Soto tenemos un gran cantante, con personalidad propia, y que comparte con nosotros influencias y gustos musicales.

A: “Generations” es vuestro último disco en estudio, ¿Es la linea musical a seguir?
R:
Bien, sabemos que tenemos que sonar a Journey y sus clásicos, pero también nos apetecía tocar cosas nuevas, y además rescatamos temas firmados por Gregg Rollie que nos parecían buenos. Además, tenemos otras colaboraciones y participan un montón de amigos.

A: En “Generations” cantáis todos los componentes del grupo, tú mismo lo haces en el tema “Gone Crazy”, que suena muy excitante, muy sureño, a lo ZZ Top.
R:
Estoy de acuerdo contigo. Cada uno de nosotros aportó su canción o canciones y las quisimos cantar nosotros mismos. Simplemente se trataba de hacer algo distinto. Mi tema si suena sureño, y me divertí mucho con él. Los arreglos son de Neal (Schon). De hecho, estoy trabajando en un proyecto en solitario llamado VTR que igual lleva esta onda o parecida.
A: ¿Qué nos ofrecerá Journey en un futuro próximo?
R:
Bien, después de la gira queremos publicar un nuevo trabajo, no sé si será un álbum en directo o en estudio, ya con Soto como vocalista. Después de ello, seguramente nos tomaremos un año de descanso para volver a nuestra casa, con nuestros hijos, amigos y suegras (risas). Después apostaremos por una compañía más grande y nuevos trabajos de Journey.

A: En España los grupos favoritos de rock melódico son Journey, Toto o Survivor. Después de publicar discos tan magníficos como Escape o Frontiers y llegar a lo más alto, ¿Qué mueve a Journey y a Ross Vallory a seguir publicando discos y a tocar noche tras noche sobre un escenario?
R:
Por eso mismo, para seguir manteniendo vivo el espíritu de Journey. Además, como músicos nunca sabes si tu proximo disco o un nuevo concierto será mejor, ¿Porqué no?
Y el manager de Journey aparece y termina la entrevista. Un tipo encantador este Ross Valory, que nos sorprendió gratamente.

Jesús Nono García
Fotos: Rafa Basa (www.rafabasa.com)

26 marzo 2007

ENTREVISTA BARÓN ROJO

Con cierto retraso desde la salida de “Ultimasmentes”, a causa de lo apretado de la agenda de nuestros amigos los Barones, por fin pudimos cuadrar una fecha y llevarles el pasado sábado 24 de febrero al programa radiofónico La Hoguera. Aquí tenemos reproducida nuestra jugosa charla con Carlos De Castro y Ángel Arias.

ALIANZA: Habéis editado un directo, un disco de versiones, recopilatorio... Pero habéis tardado unos añitos en volver a sacar material nuevo. ¿Por qué?
CARLOS:
Habría muchos motivos. Posiblemente es que la demanda no presiona mucho en ese nivel. Antiguamente sí, había que sacar un disco cada año, lo pedía la gente, el mercado absorbía, era necesario. Hoy en día es más importante las actuaciones.

A.: Da la sensación de que Barón Rojo ahora mismo está cómodo. No tenéis agobio ni necesidades, se os ve en el directo muy bien. Como que ya no esperáis llegar a más ni tampoco a menos, habéis logrado un nombre importante que no vais a perder. Y se os ve muy tranquilos. El último trabajo nos ha sorprendido, suena fresquísimo, no suena como una banda que lleva tantos años en los escenarios.
C.:
Es un poco lo que tú dices, hacemos las cosas según nos vienen a la cabeza, y ya está. Ya estamos desengañados de todo, y sabemos hasta dónde vamos a llegar. Ya se trata de una labor en la que puedas moverte bien, tocar, tener un contacto con la gente, actuar, grabar, y por lo menos poderte expresar como hemos estado haciendo todos estos años. Y luego, si nos viene algo más, bueno, nunca se sabe cuando puede dar la vuelta a la tortilla y cambiar todo. Es difícil que cambie (risas), pero la esperanza es lo último que se pierde.

A: Os vimos en las fiestas de Fuenlabrada, y disfrutamos como enanos, era como si fuera la primera vez que subíais al escenario, era alucinante.
ÁNGEL:
El grupo en las actuaciones se deja la piel para que la gente disfrute, y de hecho todos los años repetimos en varios sitios. No puedes subirte al escenario y tirarte a la bartola, te tienes que amoldar un poco a los tiempos.
C.: Hay razones adicionales que no nos permiten tener un nivel de creatividad como teníamos en el pasado, somos currantes, lo normal es tener algún tipo de actividad, y eso te quita tiempo que, si trabajaras sólo en esto, podrías dedicarte más a fondo. Pero creo que tampoco importa mucho, porque muchas veces si te metes demasiado te puedes repetir más de la cuenta. Está bien hacer las cosas a su tiempo, cuando realmente tienes algo que decir.

A.: Este trabajo nos ha sorprendido mucho, hemos encontrado canciones realmente originales, por ejemplo, “Al Final Perderán” tiene unos ritmos que nos suenan como a latinos, quizá no lo veis así. O los tema que canta Armando, o que cante Ángel, son cosas nuevas para Barón Rojo. Seguís evolucionando.
C.:
Hay ciertas cosas que se nos han ido pasando con los años, y cuando lo metemos decimos: “¡Hostia! ¡Una novedad!” (risas). Cojonudo. Parece mentira que después de 26 años haces algo que pueda sonar medianamente nuevo, original o fresco. Tampoco es que esté muy preconcebido, no hacemos ningún planteamiento, ni ningún esquema, lo que sale, sale.
AN.: No hay nada premeditado, te pones a trabajar, y sale eso en ese momento. Unas veces aciertas y otras no. Vamos, no es que aciertes o no aciertes, es que unas veces gusta más a la gente y otras veces gusta menos.

A.: Ángel, ¿cómo surge el que cantes tú una canción? Nos gusta bastante, es muy hard rock americano, en plan Guns´n´Roses o algo así.
AN.:
No sé, es mi manera de hacer las canciones. Luego, los temas que he compuesto con Barón tienen todas la esencia de Barón, porque las guitarras son sus señas de identidad clarísimas. Surge de la manera más torpe, tú creas una canción, haces la melodía, empiezas a cantarlas, y un poco por tesitura de voz, tal y como quedaba nos pareció que a lo mejor con la voz que yo tenía, como una curiosidad... Se hizo, y la verdad es que está gustando.

A.: ¿Y tú te gustas?
AN.:
Hombre, yo me llevo muchos años oyendo (risas). Cantar cara al público puede ser nuevo, pero yo siempre he hecho voces. Y en los temas que yo he aportado a Barón siempre iban con la melodía cantada, a nivel interno del grupo. No me asusta. Otra cosa es que yo me considere un cantante, o un buen cantante. En directo es una pincelada que está ahí, puede haber alguna otra quizás, pero tampoco me veo haciendo un repertorio de quince temas. Barón Rojo tiene un cantante que es Carlos De Castro.

A.: Viendo vuestra web vemos que no paráis. No hay mes sin conciertos, de tres a ocho al mes. Tocáis en todas partes.
C.:
Alguna razón habrá. Quien te contrata hoy en día en que está tan complicado, pensará que le trae cuenta. Quizá porque lo hacemos bien, porque somos buenos chicos (risas), porque no somos muy caros... siempre hay muchas razones. Quizá que no hay tantos grupos para contratar que garanticen un mínimo taquillaje... La razón verdadera la sabe el que te contrata. Pero grupos hay miles, y muy buenos, y es bueno que sea así, está creando un estado de necesidad en la población que algún día explotará por algún lado. No creo que vayan a estar los medios siempre así, tendrá que haber un cambio de alguna manera. Nosotros tenemos un estatus en el que podemos tocar y crear una expectación. A la gente que está empezando le cuesta muchísimo más. También puede haber tendencia en los grupos a durar poco, a lo mejor han grabado algo y han funcionado medio bien pero han desaparecido, y de ahí han salido tres grupos distintos que tienen que volver a empezar todo el proceso. Son cosas del negocio, ni lo hemos creado ni lo hemos inventado, pero vivimos en él, a ser posible lo mejor que podamos.

A.: A la hora de seleccionar el repertorio para incluir en un nuevo trabajo, ¿os sentís presionados por si gustará o no gustará, o metéis las canciones a vuestro gusto sin preocuparos?
AN.:
Hemos ido a tiro hecho, han ido surgiendo los temas. Siempre se quiere hacer un trabajo de puta madre que alucine a todo el mundo, pero luego está la realidad, lo que haces es lo que haces, y punto. No puedes hacer un trabajo intentando marcarte directrices, a veces estás más próximo a lo que la gente le gusta, y otras no. Por ejemplo, este disco está gustando mucho más que “20+”, y con ese trabajamos muchísimo también, y trabajamos de la misma manera, la forma de componer y de hacer las cosas es la misma. Son momentos distintos. Puedes componer un tema un día, unos días después otro, y gustar más a la gente el del otro día, pero los dos están hechos igual. Lo que haces en el momento es lo que cuenta.

A.: Vosotros que tocáis con muchos grupos, ¿qué bandas hay ahora que os hayan llamado la atención?
C.:
Últimamente he conocido los Deltonos, me parece muy gracioso lo que hacen, en el recopilatorio que han sacado han incluido también un tema de Barón.

A.: Hablando de recopilatorios, ¿“Las Aventuras del Barón” salió con vuestro consentimiento?
C.:
Bueno, la gente quizá no sabe que no tienen que pedir nuestro consentimiento. Cualquier compañía que tenga los derechos de unos temas puede sacar cuantas recopilaciones quiera sin pedir permiso al artista.

A.: Los temas no son propiedad vuestra, es alucinante.
AN.:
Una cosa es la canción, la autoría, y otra la grabación. Las grabaciones cuando fichas por una compañía, pertenecen a la compañía.
C.: Y si salen 700 formatos nuevos, las pueden volver a editar en todos esos formatos. Ya no pierden nunca la propiedad de la obra.
AN.: Lo que no tienen es la autoría de la canción, que es una obra creada por esa persona. Pero el disco, la grabación, son propiedad de la compañía.
C.: Y ni eso es totalmente así, la mayoría de la gente firma la cesión de los derechos editoriales, que es el 50% de los derechos de autor. El artista cobra por dos conceptos, uno es el royaltie, por cada disco vendido, y otro son los derechos de autor.

A.: Y en la práctica no cobra nada.
C.:
Depende. Si vendes, algo cobras. Del royaltie, cuando dejas de estar en la compañía o ya no se venden más discos, no cobras ni un duro. Y de los derechos de autor, si a su vez cuando has hecho el contrato les cedes el 50%, se están quedando la mitad de lo que ganarías. Como todo, cuando firmas un contrato discográfico depende del poder que tengas para decir esto sí o esto no. Nosotros hace muchos años que no cedemos los derechos editoriales, somos los autores al 100%. Ahora, volviendo a conectar con lo que decíamos antes, la música siempre pertenece a la compañía.

A.: Algunas canciones de “Ultimasmentes” son composiciones recientes y otras estaban hechas hace tiempo.
C.:
Sobre todo “El Hombre de las Cavernas”, que compuso Armando hace once años para un proyecto que iba a hacer en solitario.

A.: ¿De qué hablan vuestras letras?
C.:
A mí también me gustaría saberlo (risas), porque no hay ningún tipo de planteamiento a priori cuando te pones a hacer la letra de una canción. Las ideas van rondando la cabeza, y un día dices “creo que tengo una métrica que puedo encajar en esta melodía”. Y no es sólo lo que puedes decir, también la musicalidad que pueda tener, es un compromiso entre todos los factores, la musicalidad, la métrica, la melodía, la interpretación. Y hay cosas que suenan bien y cosas que suenan mal. A veces haces una letra, y sin cantarla dices: “qué palabras más raritas he usado, esto no pega ni con cola” (risas), y otras veces, funciona. Si te pone con canciones que has oído toda la vida, y ves las letras escritas, ves que son gilipolleces, pero que resulta que suenan bien (risas). Es uno de los hechos más raros en la composición. Canciones raras al cantarlas según la melodía cambian totalmente. Y luego algo que en papel ves muy factible, ves que no vale para nada.

A.: No queremos hablar del Sherpa, pero sí hay algo que quiero consultar. Leyendo una entrevista con él en la revista La Olla Music Rock Magazine, venía a decir que el nombre de Barón Rojo pertenecía a la compañía, y que al marcharos os lo vendió, o algo así. ¿Lo podéis aclarar?
C.:
Si digo todo lo que sé del tema, habrá gente que resulte dañada (risas). Pero no quiero entrar en guerra. La realidad: el nombre de Barón Rojo, ahora mismo, pertenece a Sony. Eso es así.

A.: No vamos a perder tiempo hablando de la reunión, porque en vuestra web oficial www.baronrojo.net ya viene una nota de prensa dejándolo todo bien claro.
C.:
Cierto. Hubo un momento en que pudo haber reunión, pero no quiso Sherpa. Quisimos Armando y yo, le llamamos y dijo que no. Estaba haciendo proyectos que consideraba más interesantes. No lo juzgo. Las personas tienen libertad para tomar decisiones. Pero igual que él tenía su libertad de decir entonces que no le interesaba, nosotros también tenemos la nuestra ahora mismo para decir que estamos en un proyecto que consideramos más interesante, y no nos interesa hoy por hoy rehacer la formación original.

A.: Ya que hablamos del pasado, habréis visto la foto publicada en la Heavy Rock de Coz, glamourosos, con brillantina, pintados... irreconocibles, sobre todo tú.
C.:
Sí, aunque dice que es Coz, éramos Kafrú. Ya hubo hace años un concurso en otra revista para reconocerme. El batería era Miguel Jiménez, que fue el primer batería de Rosendo. Estábamos acojonados, el planteamiento era hacer algo así tipo Kiss o New York Dolls, cosas que funcionaban a nivel internacional. No sale en esa foto, pero había una cantante en la onda Janis Joplin, Carmelie Jamison. El grupo funcionaba de dos maneras, con la cantante o sin ella, y en esas fotos seguramente no salía porque andaba muy pedo (risas), porque la niña llevaba una vida un poco fatigosa. Debía de ser el año 72. La primera gala que hicimos fue en Eibar, en el casino. Estábamos acojonados perdidos. Cada uno teníamos un modelo internacional, tampoco éramos muy originales, y de maquillaje tampoco sabíamos mucho. Vi casualmente a Slade en Benidorm, creo que también en el 72, y fue impresionante, pero la gente del pueblo no los soportaba, los querían matar. Ser rockero entonces era la hostia, hoy en día no llama la atención pero en aquella época... En el fondo éramos sólo gente normal que queríamos tocar, pero buscábamos tener un poco de repercusión.

A.: Lástima que no haya nada de documentación audiovisual de aquella época.
C.:
Recuerdo hasta a quien hizo las fotos, Manolo Recarte, hizo un reportaje completo de una gran calidad. El vídeo ni existía, claro. Aquél grupo tenía su gracia, éramos dos guitarras, dos bajos y dos baterías, y la cantante, que murió, y es la hermana del guitarra de Cañones y Mantequilla.

A.: El DVD en directo de Aqualung tuvo muy mala calidad, hace falta otro en condiciones que refleje bien al Barón Rojo actual.
C.:
Fíjate, que cinco minutos antes de la actuación no habían llegado las cámaras, diciendo eso imagínate lo demás.
AN.: Un desastre total. También pilló un momento en que la compañía había cambiado de dueño, la gente que la cogió llevaba mucho en la industria, pero no como compañía de discos. Musicalmente creo que el DVD suena bien, pero la imagen... bueno, los he visto peores. También la descoordinación entre preguntas y respuestas, los créditos no vienen bien. Un poco desastre.

A.: Este disco invita a un nuevo DVD en directo, es de lo mejor que habéis sacado en los últimos 15 años. Sería buena idea.
C.:
Nosotros vamos a promocionarlo los tres próximos años (risas). No tendremos la promoción de una multinacional, pero sí será larga y fructífera, el resultado se verá a ese tiempo vista.

A.: Muchos miles de fans vuestros se creen que Barón Rojo desaparecieron hace muchos años. Si toda esa gente se enterara... las revistas especializadas no las compra un padre de familia de 40 años.
AN.:
En los 80 Barón Rojo tuvo muchísima promoción, incluso saliendo de la órbita del rock. Un chaval de catorce años quizá no, pero Barón Rojo le suena a todo el mundo. Al acabar los 80, cayó en picado todo el rock, se sumergió, y hoy en día parece que si no sales en la televisión no existes. Hasta cierto punto es normal que alguien que no está metido en esto crea que ya no funcionas.

A.: Creo que se va a grabar un documental, o algo así, con vuestra historia.
C.:
Como la televisión no nos hace nada, lo haremos nosotros, y a ver si les engañamos y se lo vendemos a alguna (risas). Lo va a hacer una productora, pero sólo está en fase de proyecto. Es una cosa que se sale de lo normal, y si funciona, puede tener muy buen color.
AN.: Y van a ir a tomar imágenes a la presentación de Madrid.

A.: Ha habido varios cambios. Ya es definitivo Caracol, pero antes iba a ser en Heineken. Y mejor, porque con 800 personas de capacidad sólo 300 ven el escenario.
AN.:
Sí, exacto. Quizá Caracol sea un poco más pequeña de aforo, pero tiene mejor sonido, es mucho más cómoda para la gente y más cómoda para nosotros, y el escenario es más grande. Al caerse Joy se tomó una solución de urgencia sin contar con nosotros, pero cuando lo hablamos decidimos que era mejor Caracol.

A.: Y antes de Heineken iba a ser en Joy.
AN.:
Hemos recibido cartas en la página de personas que decían que a la gente del rock la tratan muy mal. Y también lo estamos sabiendo por promotores y mánagers. Y no le vas a dar comer a alguien que no te está tratando bien. Hay muchas discotecas que hacen conciertos y desalojan con cierta rapidez para acondicionar la sala de nuevo como discoteca, pero lo que no puedes hacer es ir dando escobazos a la gente. Yo no lo he vivido tampoco, pero sí hemos recibido quejas. Se cambió sin decirnos nada a Heineken, y cuando nos enteramos, a ninguno nos gustaba esa sala, por eso se cambia de nuevo a Caracol.

A.: ¿Volveréis a llevar sección de metal? Quedaba bastante curiosa.
AN.:
No, alguna vez hasta nos han contratado con la condición de llevarles, pero en realidad no ha habido mucha demanda.

A.: Ángel, eres el quinto cantante de la historia de Barón Rojo. Jose Luis Campuzano, Armando De Castro, Carlos De Castro, Maxi González y Ángel Arias. Alguna vez he visto a Armando cantar canciones de Carlos, como “Te Espero en el Infierno” o “Breakthoven”. ¿Habéis pensado en que cantes también tú ocasionalmente alguno de los temas tradicionales?
AN.:
El cantante de Barón Rojo es Carlos, y Armando y yo metemos la pifia de vez en cuando. Yo he metido una pincelada en este disco. Si surge volver a hacerlo en otro disco la haremos. Pero en principio Carlos asume todos los temas, y creo que a un fan no le gustaría escuchar un clásico cantado por mí estando allí Carlos. A lo mejor una vez no quedaría mal, pero es algo que ni nos habíamos planteado siquiera. A mí no me parece que cante tan de puta madre como me dice la gente. Sí ha dado color, en ese disco hay tres voces. Pero el cantante es Carlos. Otra cosa es que, si en un momento dado Carlos sufre un catarro o una infección de garganta, y antes que suspender cantamos Armando y yo.
C.: Es tranquilizador que en caso de baja siempre hay alguien que te puede sustituir (risas). Hubo una vez en la que estuve tan mal que yo no pude no ya cantar, no pude ni ir. Y tocaron como trío.
AN.: Cuando se trata de que cante otro o suspender, la gente lo entiende, incluso aprecia el esfuerzo. Pero eso no quiere decir que sin necesidad yo vaya a cantar clásicos, personalmente yo no lo veo.

A.: ¿Estáis tocando muchos temas del nuevo disco?
C.:
Se tocan una cantidad importante de temas nuevos, más de los que se suelen tocar otras veces, nos hemos puesto últimamente como los Iron Maiden (risas). Estamos tocando muchos más de los que hemos tocado nunca en ocasiones parecidas.
AN.: Normalmente tocamos tres, ó cuatro como mucho, y a los dos meses hemos quitado dos. Y estamos apostando, además la reacción de la gente es bastante buena. Hay gente que no conoce los temas, pero muchos que sí. Estamos metiendo siete u ocho. Intercalando con temas de diferentes épocas, claro.

A.: Ángel, este año se han reunido Panzer para actuaciones puntuales, también Sobredosis, Bella Bestia también hicieron un Viñarock hace tres años... si te propusieran algún concierto con Niagara, ¿qué dirías?
AN.:
Me lo han ofrecido, y he dicho que no.

A.: No teníamos ni idea. ¿Qué hay que hacer para que cambies de opión!!!???
AN.:
A lo mejor hacer alguna conmemoración muy puntual... pero lo que nos han ofrecido han sido hacer un Leyendas y un Viña y cosas así. Pero yo soy el bajista de Barón Rojo, y mi dedicación en directo es con Barón Rojo. Hay quien lo hace, y bien por ellos, pero bajo mi punto de vista, yo no veo tocar con Niágara y cuatro horas después con Barón Rojo.
C.: No tenéis en cuenta de que para algo puntual también hay que ensayar, y eso significa echar muchas horas.
AN.: Pero aunque tuviera tiempo, no veo con buenos ojos ir pasando por el escenario con distintos grupos. Es mi opinión, mi hermano no opina como yo, ese día estará con Sobredosis y con Ñu, y con quien le llame (risas). Aparte de que es complicado. El año pasado, antes de tocar en el Leyendas hicimos dos bolos, veníamos desde Extremadura, y llegábamos hechos polvo. Mi dedicación es con Barón Rojo, y no voy a adquirir compromisos que no sepa que no voy a poder cumplir. Igual si en un futuro Barón se vuelven a unir (risas) es el momento de volver a juntar Niágara. Y tampoco fue un grupo lo suficientemente fuerte como para regresar y juntar masas. Hay que ser realistas. Pocos grupos hacen 60 bolos al año como Barón Rojo.

A.: Para finalizar, ¿qué canción del disco consideráis la que debería haber sido single, la más emblemática?
C.:
Yo pensé en “El Hombre de las Cavernas”, porque lo veo cierta comercialidad, por la letra sobre todo. Como mínimo es un tema gracioso. Pero ya no se sacan singles.

A: Pues gracias por el tiempo dedicado a esta entrevista. Hasta la próxima.
C. y AN.:
Gracias a vosotros.

Carlos Treviño, Nacho Jordán y Ana Ouro

25 enero 2007

ENTREVISTA TYR

Tras el lanzamiento de "Hipokrisia", segundo y brillante trabajo de los malagueños TYR nos pusimos en contacto con ellos vía e-mail para saber sus impresiones a cerca del mismo y de sus planes futuros. Esto nos contaron




ALIANZA: ¿Por qué tanto tiempo desde la publicación de vuestro primer disco en 2001? ¿Es cierto que pensasteis en abandonar y que el grupo estuvo a punto de desaparecer?
TYR:
No, en absoluto, ni se nos paso por la cabeza abandonar ni estuvimos a punto de desaparecer, todo lo contrario. Este tiempo ha sido un periodo realmente importante para nosotros, de hecho si tuviésemos que volver atrás repetiríamos los pasos sin pensarlo, ha sido un periodo fundamental para definir como queríamos contar las cosas, para formarnos un poco más si cabe como músicos y personas. Cuando nos encontramos en la necesidad de plantear un nuevo disco teníamos claro que quizá lo vivido hasta ese momento había sido muy rápido, queríamos centrarnos en trabajar y vivir otras experiencias desde el local de ensayo, sin ataduras ni presiones por parte de nadie, eso mismo lo extrapolamos a la grabación, de ahí que nos hayamos tomado con mucha calma el proceso de creación de Hiporkisia, tanto en la composición, la grabación, como en su puesta de largo.

A: A pesar de esta larga espera sólo habéis tenido un cambio en vuestra formación con la entrada del teclista Hugo Martín sustituyendo a Manu H., ¿De dónde viene Hugo y que ha aportado al grupo?
T:
Hugo se unió a nosotros prácticamente semanas después de terminar el directo de nuestro primer disco, en aquel momento se convertía en parte fundamental en ese proceso de ‘refundación’ de la banda y su concepto, ten en cuenta que él viene directamente de la escena clásica y TYR es la primera banda de la que forma parte, era un reto tan nuevo para él como para nosotros, el hecho de darle forma como teclista y hacerlo participe del nuevo concepto nos ha enriquecido a todos sobremanera.

A: Para la producción de este nuevo disco habéis contado de nuevo con Sergio Cascales, acompañado en esta ocasión por vuestro guitarrista Jon Zalagaz, particularmente creemos que han hecho un trabajo magnífico ¿Estáis contentos con el resultado final, es lo que buscabais desde que os planteasteis hacer este disco?
T:
Estamos realmente muy satisfechos, desde el primer momento todos teníamos muy claro como tenía que ser Hipokrisia, un trabajo tan cuidado en su producción como lo había sido en la composición. No queríamos prescindir de un fijo en TYR como es Sergio pero tampoco de la aportación directa que pudiese hacer la propia banda tras el celo puesto en la elaboración, de ahí la aportación de Jon. Queríamos que fuese un disco completo y sin ningún tipo de fisuras, donde los matices contribuyeran al mensaje, algo que se ha conseguido con creces y que seguimos percibiendo cada vez que lo escuchamos.

A: En este tiempo entre disco y disco supongo que habréis elaborado y pensado mucho la línea que queréis seguir a partir de ahora, ¿Lo que encontramos en este “Hipokrisia” es lo que podemos esperar de TYR en el futuro?
T:
Si partimos de Hipokrisia como un disco en el que se dejan a un lado los tópicos del metal, donde se recurre a cualquier tipo de recurso musical al servicio de un mensaje crudo y directo, puedes dar por hecho que ese es un buen lenguaje para contar lo que queremos en el futuro. Si algo nos ha gustado en este proceso es no tener que fijarnos en nadie, en experimentar en lo musical para vivir cosas nuevas, algo que esperemos siga en el camino de TYR.

A: Respecto al sonido de este nuevo disco, encontramos unos temas más elaborados y con toques y arreglos de lo más variado respecto a vuestro debut discográfico, aunque en aquel ya teníais arreglos de cuerda y temas con toques poco habituales ¿Qué creéis que puede sorprender más a los que escuchen “Hipokrisia”?
T:
Esa es una apreciación que deben hacer los demás, no obstante si algo esperábamos en las composiciones y arreglos era no permitir que el disco cayera en la monotonía, que diese la sensación de sonar igual de principio a fin. Queríamos empezar por divertirnos nosotros llenando de matices y variedad los temas, haciendo un disco en el que la música fuese un juego de sensaciones dispuesto a sorprender a cualquiera, ese es quizá el aspecto que queríamos que el público captase y así está ocurriendo.

A: He leído en algún sitio que “Hipokrisia” es como una mezcla entre Iron Maiden y Dream Theater, ¿Estáis de acuerdo, son estas dos bandas parte de vuestras influencias?
T:
Realmente ha sido una comparación halagadora, son dos bandas que ciertamente ha influido en nuestra formación, y siguen haciéndolo.


A: Cuando hablamos con vosotros con motivo de la salida de vuestro primer disco nos comentasteis que teníais la intención de llevarlo al directo con un montaje espectacular con apoyo de músicos invitados y una escenificación teatral en vuestra Málaga natal, ¿lo hicisteis finalmente?
T:
Si lo hicimos y fue uno de los mejores momentos que hemos vivido como músicos. Presentamos el disco en un cine de nuestro municipio improvisado como teatro, acompañados por un cuarteto de cuerda, saxo, flauta y guitarra clásica, fue algo que nos ha acompañado hasta hoy en el recuerdo, especialmente por el apoyo de todos los que nos han seguido en este tiempo y que no faltaron a aquella cita que esperemos podamos repetir en el futuro.

A: ¿Tenéis pensado hacerlo de nuevo con este último disco?, además sería propicio con la temática operística de la segunda parte conceptual del álbum, “Sofrosine” y con la numerosa presencia de invitados que habéis tenido.
T:
Es una idea que nos acompaña como te digo y estamos convencidos de que Hipokrisia es merecedor de ese esfuerzo también, lo que ocurre es que presentarlo tal y como se merece nos impediría simultanear otras experiencias muy importantes para nosotros y que tienen ahora su momento, eso no implica que en un futuro no muy lejano decidamos trabajar el aspecto ‘más teatral’ de la banda y podamos hacer una presentación similar a la de nuestro primer disco.

A: Hace poco habéis estado tocando en Madrid, ¿Cómo os ha recibido el público madrileño? Supongo que en cualquier caso volveréis por Madrid para presentar el disco en una sala de mayor aforo, ¿Qué perspectivas tenéis para próximas actuaciones en directo?
T:
Madrid ha sido una de las experiencias más esperadas en mucho tiempo, era la primera vez que llegábamos a la capital tocando, después de diez años de historia y con dos discos, no sabíamos como iba a responder el público y su reacción fue magnifica, en un sitio pequeño que se nos quedó más pequeño aún, así que tendremos que pensar en volver pronto. Perspectivas, todas, tenemos muchas ganas de tocar en directo, pero somos conscientes que va a depender en gran medida en la acogida que tenga Hipokrisia, no obstante si queremos tocar en los sitios a los que no hemos podido llegar en la gira presentación, es el caso de A Coruña el próximo 3 de marzo o Barcelona, pendiente de fecha, así como Andalucía.

A: ¿Cómo surgió el contacto con los músicos invitados con los que habéis contado en este disco, y por qué les habéis elegido a ellos y no a otros?
T:
Fue algo que dio el propio proceso de creación del disco, queríamos abrir la experiencia a otras formas de ver el heavy, sobre todo buscando la aportación de grandes músicos con mucho oficio. En cada uno de los temas en los que participan tanto Carlos, Ángel como Oscar, nos imaginábamos su aportación y nos entusiasmaba la idea, se lo propusimos y accedieron a poner su granito de arena en este disco, creo que ha sido algo muy enriquecedor tanto para Hipokrisia como para nosotros mismos.

A: Volviendo a la temática de las letras del disco, ¿Por qué lo habéis dividido en dos partes, la primera con temas independientes y la segunda basada en el mito de Orfeo y Eurídice? ¿Qué queréis contar en esos siete primeros temas?
T:
Hemos querido narrar ante todo un mismo concepto desde la variedad, la primera parte la componen temas basados en una misma idea pero que funcionan de forma autónoma, sin ningún tipo de vínculo musical entre sí, recurriendo a los recursos que el concepto ha requerido en cada momento. Sofrosine ha sido quizá el punto más sinfónico que necesitábamos para completar ese hilo conductor, una pieza que consigue darle al disco una vuelta de tuerca más acabar con esa independencia de los temas del principio, centrándose más en los sentimientos que en la propia narración, de hecho es donde se le da paso a las partes más instrumentales de la obra.

A: De entre estos primeros me quedo con el sentimiento que desprende “Grial III” un precioso tema continuación de las dos primeras partes que aparecían en vuestro primer trabajo y que es una oda a Granada. En él contáis acertadamente con la colaboración de Angel San Juan, vocalista de Tierra Santa, que da su personal toque al tema junto a la voz de Yiyi, ¿Qué habéis querido expresar en este tema?
T:
Como dices es la culminación de la trilogía iniciada en el primer disco, si las primeras partes tienen como referencia lírica y musical al cantar del Mio Cid y las obras del Marques de Sade, esta tercera parte queríamos que se desarrollase en un contexto más histórico aún si cabe y sin abandonar la idea general del disco. Eso nos brindó la posibilidad de desarrollar nuestro particular homenaje a las influencias más directas del rock andaluz, centrándonos en la imagen de Boabdil como uno de los grandes atormentados de la historia. Conociendo y siguiendo desde hace mucho la trayectoria y el trabajo de Ángel con Tierra Santa, sabíamos que podría aportar y contribuir a ese acento trágico que la historia requería.

A: Una curiosidad para terminar, ¿Cuál es el significado de la portada, qué representa?
T:
La portada representa Hipokrisia, el tormento y la decepción que provoca una mentira constante y que convive con nosotros. Es la imagen de ese hastío constante en la figura de quien intenta luchar contra la mordaza que suponen sus propias normas, es el reflejo de la hipocresía con la que en numerosas ocasiones nos disfrazamos. Una imagen llena de matices como el propio disco y que ha sido la aportación al concepto de un gran artista como Tete Crespo, nuestro lenguaje es la música, necesitábamos a alguien que entendiera la idea y lo expresase visualmente y él lo ha hecho de forma sobresaliente.

A: Muchas gracias y mucha suerte
Mariano Palomo

08 enero 2007

ENTREVISTA FOOL’S KIN

Con motivo de la salida de su nuevo disco al mercado, “Healing”, nos ponemos en contacto vía e-mail con el vocalista de Fool’s Kin, Miko Heikkila, que respondió a todas nuestras cuestiones y donde descubrimos algo más a cerca de la actualidad de la banda.

ALIANZA: Ya sois viejos conocidos de los lectores de Alianza, pero por si todavía hay alguno que no os conozca, contar un poco a nuestros lectores como ha sido la historia de Fool’s Kin desde sus inicios hasta ahora
MIKO:
Fool’s Kin es un grupo que nació en el año 97, grabando su primer EP, llamado “This blue machine”, en el 98. En 2002 se editó su primer LP, "Manic drama", y ahora acabamos de sacar nuestro nuevo trabajo "...Healing!" Somos un grupo multinacional afincado en Mallorca. El grupo ha sufrido algunos cambios de miembros como de ideas durante este tiempo.

A: Miko y Manolo son los únicos que siguen desde el principio y ha habido varios cambios en la banda que se han hecho patentes en su sonido sobre todo desde la entrada de Miiro a la guitarra, ¿Por qué esa evolución desde un hard rock más melódico a un estilo más duro, progresivo y oscuro?
M:
Evidentemente la entrada de Miiro fue un cambio en todos los sentidos y para mí fue un alivio muy grande. Creo que Fool's Kin empezó a ser un grupo a partir de entonces. La música empezó a tener una dirección clara y propia. ¿Hacia dónde?, eso ya es cuestión de los críticos y el público.

A: Las últimas incorporaciones a la formación han sido las de Alexander Mas al bajo y la de Pedro González a los teclados, aunque este último ya ha colaborado muchas veces con vosotros. ¿De donde viene Alexander, que ha hecho anteriormente?
M:
Alex había tocado ya con grupos aquí en Mallorca y era un amigo desde hace mucho tiempo, así que su incorporación fue fácil.

A: ¿Es Pedro ya miembro fijo del grupo y ha abandonado su trabajo con Skyline?
M:
Sí, Pedro ya es miembro fijo de Fool's Kin. Sus cosas con Skyline están más paradas ahora. Con nosotros tiene un compromiso total.
A: ¿Mantenéis contacto con los anteriores miembros de la banda, como Tolo Grimalt, José Sánchez o Jimmy Torres?
M:
La verdad es que no hay mucho contacto con ellos, sólo casualmente.

A: Vamos con el último disco, “...Healing!”. El disco parece suponer un nuevo giro en la carrera del grupo, con temas más clásicos, menos oscuros que en el anterior “Manic Drama”, pero quizá con un toque más barroco y neoclásico en cortes como “Shadows Within’” o “Stampede”, y más progresivo en otros como “Dark Crimson” o “Just Another Bleeding Heart” con más protagonismo de los teclados. Podemos decir que habéis intentado buscar algo original mezclando muchas tendencias dentro del hard o heavy más actual?
M:
En realidad este disco creo que es Fool's kin de verdad. Hemos tenido tiempo suficiente para componer todo con paciencia y sacar todo tipo de ideas que queríamos exponer, y creo que se asemeja mejor que ninguno a lo que somos. Creo que no hay nada buscado, las cosas surgen cuando surgen y no hay que buscarlas por obligación.

A: ¿Qué tema o temas destacaríais de este nuevo disco, y de toda vuestra carrera?
M:
En todos los discos hay cosas positivas, pero del último me gusta mucho el concepto general, un poco de todo. Así que perdona que no me moje con temas concretos. Cuando nos veáis en directo quizás obtengáis la respuesta al escuchar los temas elegidos.

A: Me llama la atención las frases que incluís cada uno junto a vuestra foto en el libreto del disco, extraídas de las letras de los temas, parece que aunque la música es algo menos oscura seguís con la temática pesimista, ¿por qué esta temática?
M:
Yo creo que no es ser pesimista, es expresar sentimientos íntimos o miedos que tiene todo ser humano. Somos bastante optimistas como personas, ¿o hacer este tipo de música, y en inglés, en España no es ser optimista?, ja, ja, ja...

A: Observo que la producción ha sido cosa vuestra, ¿no habéis querido que nadie interfiriera en vuestro trabajo y sacarle vosotros mismos el sonido que buscabais?
M:
La verdad es que hemos tenido la colaboración de un gran técnico como es Miguel Ángel Riutort, que ha trabajado, por ejemplo, con Metalium. Pero, en general, teníamos muy claro lo que buscábamos y por eso lo hicimos así.
A: Me gustaría que además de mi apreciación personal, nos dijerais que creéis que tiene de diferente este nuevo trabajo respecto al anterior y por qué le puede gustar a la gente, vamos, que lo vendáis.
M:
Simplemente todo ha mejorado: Las composiciones, el grupo está más asentado, tiene un sello más personal... Creo que es un avance más.

A: ¿Consideráis que este es vuestro trabajo definitivo y con el que tenéis que dar el salto definitivo?, ¿Cómo veis el panorama para vuestra música actualmente?
M:
En España es difícil. Este trabajo también lo hemos enfocado mucho hacia el mercado internacional, desde donde nos ha venido hasta ahora quizá más respuesta que de aquí.
A: Supongo que vuestros planes más inmediatos serán ofrecer vuestros nuevos temas en directo, donde doy fe de que dais una dimensión aun mayor que en estudio. ¿Qué planes tenéis de presentación o gira para este nuevo disco?
M:
Ya fuimos a tocar a Madrid y presentamos el disco aquí, en Mallorca, con la colaboración de Txus de Mago de Oz. Ahora tenemos un par de cosas miradas en Cataluña y Baleares, pero todavía faltan muchas por planificar. Seguro que iremos a todos los sitios donde nos quieran ver.
A: Hablando de giras y directos, ¿cuál es el mejor recuerdo que tenéis de una actuación en directo como Fool’s Kin?
M:
Hay muchas cosas muy buenas, pero concretamente uno de los conciertos de Madrid y otro en Palma con Mago de Oz fueron muy especiales. También el concierto con Jeff Scott Soto fue algo que no olvidaré.
A: Para terminar, una curiosidad ¿Con quien y donde os gustaría tocar que todavía no lo hayáis hecho?
M:
Hay muchos sitios y grupos con quienes nos gustaría tocar, pero un sueño imposible sería tocar con Rainbow.

A: Muchas gracias por todo, si queréis añadir algo más aquí tenéis vuestro espacio. Nos vemos pronto en directo, un saludo.
M:
Sólo añadir que el CD está a vuestra disposición en nuestra web: www.foolskin.com por sólo 10 €; en ella también podéis escuchar algunos temas y conocernos mejor. Muchas gracias por todo y muchas gracias por vuestro apoyo desde hace años. Un saludo y abrazos a todos de parte de Fool’s Kin.
Mariano Palomo

03 julio 2006

ENTREVISTA STRAVAGANZZA

La gente de Stravaganzza y Avispa convocaron a los medios afines al rock con el fin de ponernos al día sobre las últimas e importantes novedades del grupo. Allí estábamos dispuestos a sonsacarles toda la información posible... El resultado de dicha cita es lo que a continuación puedes leer...

ALIANZA.- En primer lugar me gustaría que nos aclararais de una vez por todas por qué Edu y Dani han salido de la banda.
PEPE.- Lo cierto es que hay tres versiones. La del jefe de la compañía, la de Edu y Dani, y la de Leo y mía. Yo te puedo contar la mía. Parece ser que ha habido un problema entre Avispa, que es nuestra compañía, y la de Skizoo, que es EMI. Stravaganzza tiene un contrato de exclusividad, por lo que al estar Edu y Dani en las dos bandas, comenzó a generar problemas. Problemas que parecían sin importancia, pero fueron avanzando, cada vez peor, hasta que se vieron obligados a elegir. Ellos estaban muy contentos, y no querían dejarnos, por lo que esta situación ha hecho que estén deprimidos, y sé que aún lo están pasando mal. Es una pena que las compañías rompan los grupos de esta manera.
A.- ¿Como encontrasteis a los nuevos miembros?
Leo.-
Cuando se planteó la necesidad de encontrar dos músicos, tuvimos claro que no queríamos gente que llegara a tocar y se fuera. Debían convertirse en miembros estables de Stravaganzza. Desde el comienzo Stravaganzza se planteó como un grupo de amigos. Con esa mentalidad fue que Pepe propuso a Patricio, ya que le conocíamos de haber tocado juntos en varios grupos. En cuanto a Carlos, nos pusimos en contacto con Big Simon, que es el oráculo del metal en esta zona, y él nos habló de un batería muy bueno que estaba tocando con Jorge Salán. Quedamos para tomar algo, y en seguida nos dimos cuenta de que congeniábamos a la perfección... los mismos gustos, las mismas coñas... comprobamos rápidamente que era la persona adecuada.
A.- Carlos, ¿El hecho de convertirte en miembro permanente de Stravaganzza te va a alejar de otros proyectos como lo de Jorge Salán?
CARLOS EXPOSITO.-
De hecho, ahora mismo estoy grabando lo nuevo de Jorge. Realmente no voy a alejarme de nada. Simplemente es una cuestión de prioridades.
A.- Como ha sido todo el jaleo de encontrar e incorporar dos nuevos músicos, preparar conciertos, el E.P., etc.
L.-
Pues un sin vivir. Teníamos un mes para prepararlo todo. Pero ellos se pusieron al día enseguida. Les pedimos que prepararan cuatro temas para la semana siguiente, lo que no es nada fácil, y a penas probamos a nadie más, porque ellos eran los candidatos desde el principio. Y a partir de ahí, merchandising nuevo, fotos nuevas para la página, toda la información para la prensa, etc. Daros cuenta que es muy difícil hacer una sustitución, porque puedes caer mal a los fans, aunque ellos han caído bien, menos mal.
A.- Por qué se os ocurrió sacar un E.P. en este momento...
P.-
Nos parecía que pasaba mucho tiempo entre disco y disco, por lo que queríamos darle algo a nuestros fans, para que se acordaran de nosotros. Pensamos en grabar “Hijo de la Luna”, que cayó muy bien en el Viña. Se propusieron temas para acompañar en este E.P., y pensamos en “Dios”, que no nos gustó como quedó la producción en su momento. En cuanto al tema “Pasión”, es que yo me encargo de hacer las orquestas, y me da mucha pena que hay un trabajo enorme de orquestación en muchas de nuestras canciones, que luego queda tapado por el resto de la música, así se me ocurrió grabarlo con predominio de las orquestas, y me concedieron este capricho personal.
L.- La idea inicial era ofrecer algo barato a la gente, con el mayor contenido posible. Que la gente lo vea y diga, “coño, un maxi de Stravaganzza por 6 euros, y tiene un video”... plas, y te lo llevas. Pensamos que era una buena manera de que nos conociera la gente que no nos sigue habitualmente, y darle algo nuevo a quién si que nos sigue. De ahí que hayamos añadido un par de temas de nuestro último disco.
A.- Habéis pensado en grabar un tema con la nueva formación...
L.-
Si, si... ya mismo. Estamos trabajando muy duro en la promoción de este maxi, porque pensamos que “Hijo de la Luna” nos hace llegar a mucha gente que de otro modo no nos conocería. Aunque es una pena que te tengan que conocer con un tema que no es tuyo, pero es una buena manera de comenzar. Quizás luego se interesaran en el resto de nuestro trabajo. Queremos hacer el video-clip del “Hijo de la luna”.
A.- ¿Habéis tenido algún problema de licencias para utilizar el tema de Mecano?
P.-
No porque no hemos cambiado nada del tema, ni letra ni música, y el permiso solo es necesario si cambias algo sustancial de la canción.
L.- De hecho hay una anécdota muy graciosa. El otro día me llamó una fan, desconocida para mí, que desde aquí la mando un saludo y mi agradecimiento, y me cuenta que el otro día estaba en una terraza tomando algo y descubrió que allí estaba Nacho Cano. Le asaltaron literalmente, mp3 en mano, y le pusieron el tema. El tío, por lo que se ve, lo flipó, y le gustó tanto que le dio a la chica el teléfono de su agente para que le llamara. Así que la chica me lo dio para que le llamara. Así lo hice, y el tío encantado de conocernos, me dijo que les gustó mucho y que les mandara unas copias, así que lo hice y bueno... esto es lo que pasó.
P.- Llamamos a José Maria Cano para que lo escuchara, pero no le dio la gana.
A.- ¿En qué sentido habéis modificado las canciones para este E.P.?
P.-
Pasión es el tema original, pero en Dios si que ha habido modificaciones, sobre todo la batería. La hemos hecho menos progresivo, más directo. Las guitarras son más pesadas, más directas.
A.- Es cierto. Las voces he intentado que se perciba la diferencia entre lo más rudo y lo más lírico... aunque todos estos cambios son muy sutiles. Si volvemos a hacer una versión de “Dios” en el 2020 quizás será muy distinta pero de momento no hemos cambiado tanto...
P.-
Los coros nuevos a mí me encantan...
A.- Entonces la evolución para el futuro va en ese sentido, con sonidos más directos y menos progresivos y atmosféricos...
L.-
¡Más temazos...! esta sería una buena definición de lo que buscamos...
P.-... y en cuanto a la producción creo que sería algo entre el primero y el segundo... porque para mí al primero le falta un poco de guitarras, y al segundo le falta algo de orquesta... lo que hemos hecho en el maxi sería la combinación perfecta.
A.- ¿Qué esperáis aportar al grupo los nuevos componentes?
PATRICIO BABASASA.-
Bueno... qué puedo aportar yo... a mí es que se me va la olla... yo me pongo a tocar y se me va la olla. Puedo aportar un poco de locura, porque estos chicos son muy sensatos, muy tranquilos. Los chicos del metal son muy tranquilos (n. de. r: lo dice señalando a sus compañeros)...
A.-...si ellos son los chicos del metal, ¿a ti como te consideramos... el chico del funky, del reggae?
P.B.-
Yo soy el metal y ellos son mis chicos... (n. de r: las risas estallan en la sala)...
L.-...él es el Black Metal... (En referencia al color de su piel)
P.B.-...no, no... Yo he hecho muchos estilos... yo no he tocado solo metal, ni solo reggae, ni solo funky, ni solo he cantado música del renacimiento. Yo soy un culo de mal asiento...
Carlos Expósito.- Es que, a día de hoy, es difícil decir lo que uno puede aportar. Cuando tú juntas a cuatro tipos, con personalidades tan dispares musicalmente, no puedes saber qué es lo que va a surgir. De entrada seguro que será algo distinto, porque si no cambiara de algún modo, es que algo estamos haciendo mal. Es de sentido común.
A.- ¿Cuando escuchas la música de Stravaganzza, sientes que si tú hubieras estado, eso ó aquello otro sería distinto? ¿Sientes que puedes provocar cambios positivos musicalmente en el grupo?
C.E.-
Si, si... Claro. Es un problema de personalidad. Yo vengo de un sitio distinto que Dani. El tiene sus criterios, y yo tengo otros. Es lógico que el sonido de la banda cambie. Pero hasta que nos metamos a trabajar, será difícil saber en qué.
L.- La batería me parece la parte más importante de nuestra música. Me he dado cuenta de que un riff bueno, puede ser mejor ó peor de acuerdo a la percusión que lleve detrás. De hecho es a lo que más tiempo se le dedica. Esperamos que ellos aporten cambios positivos a Stravaganzza.
A.- Y ahora qué ¿tocar en directo, ó componer y grabar?
L-
¡Joder tío! Me encantaría tocar más en directo. Fíjate que hemos hecho tan solo 8 conciertos en la historia del grupo. Somos casi un grupo de culto. Y esto es algo que a mí me jode mucho...
A.- ¿Para el próximo disco compondréis los cuatro?
P.-
Si, si...
A.- ¿Habéis pensado en algo conceptual?
P.-
Si se nos ocurre alguna idea, por qué no. Pero si no, pues sacaremos un disco de temas independientes. Hemos empezado a componer, pero tenemos poco aún.
A.- ¿A qué dedicáis cada uno de vosotros vuestro tiempo, para tener tan poco tiempo libre? (en varios momentos durante la entrevista, se quejaron del poco tiempo que tenían para dedicarle a Stravaganzza)
L.-
... BUENO, BUENO... yo hago mínimo 5 ó 6 llamadas diarias relacionadas con Stravaganzza. Aunque hemos dicho que no tenemos prisa, si que estamos trabajando cada vez más fuerte en el grupo.
C.E.- Yo estoy grabando el nuevo disco con Jorge Salán. Aunque esto ha sido hace nada. Yo en realidad me dedico a la batería como músico de sesión. Bertín, Ángela Carrasco... también doy clases, a la par que estudio... todo el día liao con la música... ¡joder, me voy a comprar un reloj de 26 horas!
P.B.- Bueno, pues yo... a parte de dar clases de guitarra, de batería, así como de derecho laboral, y de informática... Ahora mismo estoy de director coral en la obra “Jesucristo Superstar” que se estrenará a mediados de julio...
P.- Yo trabajo de compositor y arreglista... pero la mayor parte del tiempo la paso estudiando...estudiando música, composición... Voy al Conservatorio Superior de Atocha, para convertirme en un Beethoven... He trabajado en la b.s.o. de una película llamada Ovni, un disco de pop de un chaval que se llama Carlos Martín... es muy difícil sobrevivir como compositor ó arreglista, así que hay que buscarse la vida. Cuando preparábamos el concierto de Caracol, llegaba a casa a las seis de la mañana, completamente muerto...
L.- Pues yo soy comedor de marrones oficial... Mi móvil, que hoy ha muerto, tiene una música que odio, aunque la cambio constantemente, pero la sigo odiando igual. La verdad es que estar en dos grupos es muy difícil, aunque de momento puedo compatibilizarlo, resulta estresante. Los cursos de voz que daba, ahora los dan por mí, porque a mí me resultaba imposible... realmente llegué a estar muy mal. Ahora me dedico de jefe y un poco de secretaria. Quiero ayudar en producción, que no de productor, porque no lo soy. Orientar en el estudio, y con mis criterios ayudar a que suenen mejor las bandas que me inviten a ayudarles.
Carlos Treviño
Mariano Palomo
Sergio Zapata

19 junio 2006

REPORTAJE CRONÖMETROBUDÚ

CRONÖMETROBUDÚ de promoción...

El jueves, 15 de junio, tuvimos el placer de ser invitados a las oficinas del sello Avispa con el fin de conocer y mantener una charla con los creadores de “Sincronía”, la opera prima de este joven y multitudinario grupo burgalés. Allí nos esperaban el guitarrista Guillermo Gil, y el cantante Javier Castro. Ellos son de un pueblo llamado Melgar, de lo que además se sienten muy orgullosos, en el que existe una sala de 4000 personas, por la que han pasado multitud de bandas internacionales. Esto, según ellos nos contaban, ha hecho que en la zona haya “un gran ambiente de Rock”, y una de las consecuencias es Cronömetrobudú. Entre otras muchas cosas, nos contaron que el nombre del grupo se le ocurrió a un tio de Javi, sabiendo que buscaban una denominación para la banda que aglutinara los conceptos de tiempo y magia. Él mismo, que confiesa cierta obsesión por los asuntos temporales, explica, de este modo tambien, el título del álbum, “Sincronía”. Desde que en el año 2000 empezaran a trabajar en la idea de Cronömetrobudú, han conseguido grabar cuatro maquetas, que “en su momento parecían tener cierta calidad”, la última de ellas, titulada “Momo”, ya con 11 canciones, grabada en Carabanchel. La banda la forman 7 músicos en total, aparte de un par de “músicos suplentes” (así reza en el propio disco) y 6 colaboraciones varias. Cuando les planteé la dificultad de sacar algún posible beneficio de los bolos, ellos, muy inteligentemente, me dieron la vuelta a la tortilla al contarme que “aquí solo hay gastos, así que cuantos más seamos, a menos tocamos”. Lo cierto es que nunca pretendieron ser tan numerosos, pero diferentes circunstancias les hizo ir aceptando, ó buscando, la incorporación de nuevos músicos, de ahí que llegaran a esta cifra de siete más dos. Nos llamó la atención la activa participación de Juanjo Melero (Sangre Azul, Santa Fé) en las labores de producción sonora y artística, así como metiendo guitarras en tres temas. Parece ser que el contacto fue un poco casual, sobre todo a través de David Santafé, en cuyos “Estudios Santa Fé” se ha grabado el trabajo. Un disco, por cierto, muy variado estilísticamente, pues si bien tiene una base de Metal cercano al Nu ó al Grunge, no pierden la oportunidad de introducir melodías, bien de guitarras, flauta ó violín, que les aproxima en cierto modo, al rock duro más tradicional, y al folk. Ellos sin embargo ven su trabajo bastante homogéneo y equilibrado. Resulta curioso que un primer trabajo de una banda española, salga acompañado de DVD, pues se supone que, si ya es complicado sacar el típico CD, cuanto más este doble digipack CD+DVD. El dvd contiene el video-clip del tema “Ardides de Caballero”, más el making off y galería de fotos, y surgió por una productora de cine burgalesa, que les propuso una económica colaboración con la banda. Tan solo estas facilidades les permitieron poner en la calle por el precio de un disco normal, algo más atractivo comercialmente hablando, que además ayudará a que, a quién le mole su música, deba hacerse con el producto original, cuya presentación es realmente atractiva. Si bien la música no tiene una producción de alto nivel, las composiciones son, cuando menos, originales. El video clip es de una calidad nada despreciable, con apariencia de inversión económica gorda. Tienen intención de visitar Madrid despues del verano, así como algunas otras ciudades, para presentarle al público su música. Pero esto está todavía en proyecto. De este modo terminó la agradable charla que mantuvimos con dos chavales nada acostumbrados a esto de la promoción. Gente tranquila y auténtica, sin los vicios de quién lleva la palabra “negocio” escrita en la frente.
Carlos Treviño Cobo

12 junio 2006

ENTREVISTA DESCARO

A continuación os transcribimos la entrevista que mantuvimos con el guitarra y el batería de Descaro. Ellos son Paco Ventura y Manolo Reyes, que, como supondrás por sus nombres, son los hijos del guitarra y el batería de Medina Azahara. Gente muy joven y simpática que nos hizo pasar un espléndido rato. Cuando leáis esto, pensad que las risas fueron constantes, amén de la simpatía que dispensan estos cordobeses.

Alianza.- El comienzo de entrevistas como esta es sencillo. ¿Como empezó Descaro? ¿Por qué os metisteis en esto de la música? ¿Por qué no estáis estudiando?
Paco Ventura.
-...ja, ja, ja... Eso mismo me dice mi madre. Pues en un principio estábamos yo y mi guitarra, y un día que estaba muy triste compuse una canción. Esto fue con 15 años. Después llegaron más canciones y me metí en un grupo, porque yo quería tocarlas. Un poco antes ya había estado en un grupo con Manolo. Después me junté con el anterior batería y con el bajista Paco, que es amigo de toda la vida. Después salió el batería y entró Manolo, solo un mes antes de grabar el disco.
Manolo Reyes.- Poco antes de entrar a grabar me llamaron y me dijeron: “chico, vente pa’cá que no tenemos batería”, y les contesté “po vamo”. Una semanita para aprenderme los temas, otra semanita para ensayarlos, y nos metimos al estudio...
P.V.-...de hecho, en el estudio tocaba con los papelitos de la estructura, porque aún le costaba tocar las canciones.
A.- ¿Qué edades tenéis los tres?
P.V.
- Yo soy el más pequeño, tengo 18...
M.R.-...y yo soy el más viejo, tengo 21.
P.V.- Luego Paco, el bajista, también tiene 18 años...
M.R.-...y el guitarra nuevo que ha entrao, Javi, tiene 19.
A.- ¿Cómo encaráis tan jóvenes, el meteros en este proyecto discográfico, habiendo fichado por una compañía importante? ¿Quizás haya habido “ayuditas” familiares...?
P.V.
- No, no. Esto no ha sido cosa de llegar y besar el santo. Descaro lleva fraguándose ya tres años. Nada más empezar, se les trajo una maqueta. Les gustó y dijeron, “venga pa’lante”. Más tarde se trajo otra maqueta. Quizás si hubiéramos contado con Manolo antes, hubiéramos grabado teniendo yo 16 años. Siempre nos faltaba algo. De hecho hubo un tiempo que estuvo mi padre tocando con nosotros.
A.- ¿Tocando en directo?
P.V.
- No, no. Solo ensayando en el local. Ya en marzo de 2005 vinieron a casa a escuchar como habían quedado las canciones, como por ejemplo el single. Nos aconsejaron qué temas sonaban mejor. Mi padre también nos ayudó...
M.R.-...pero vamos. No hubo facilidades por ser hijos de tal. Hubo facilidades para decir: “toma, escucha esto”, pero si no les hubiera gustado, no se hubieran jugado los cuartos...
A.- ¿Alguno de vosotros tiene estudios musicales?
M.R.
- Yo estoy empezando con ello, en Jaén. Me gusta evolucionar, aprender. No quiero quedarme estancado en una sola cosa...
P.V.-...pero los demás, yo creo, que todos tocamos de oídas...
A.-...tu padre te habrá ayudado algo con la guitarra...
P.V.
-...la verdad es que no. Cada vez que nos hemos puesto con ello, hemos acabado peleados... ge, ge, ge...
A.- Paco, ¿todos los temas están compuestos por ti?
P.V.
- Pues si. Aunque yo no cierro que cualquiera traiga canciones.
M.R.- Ahora que el grupo está más asentao, supongo que empezaremos a aportar nuestra cosa... Cuando llegamos, estaba prácticamente todo hecho...
P.V.- Tengo casi 90 temas hechos...
A.- ¿...90...?
P.V.
- Imagínate. Un niño que nunca sale de casa. Siempre encerrado con su guitarra. Un día le dejan un programa informático para hacer música... y así surge todo...
A.- ¿Qué tal os lleváis entre vosotros?
P.V.
- Ah, fenomenal. Yo suelo acabar tocando desnudo...
A.- ¿...desnudo!!!?
(n. de r: las risas surgen constantemente durante la conversación)
P.V.- Bueno, bueno. Haber que estáis pensando, que es por “la caló”, que sudamos mucho.
M.R.- Es que si no te quitas la camiseta, acabas calado...
P.V.- Manolo es de los que menos se la quita. Es que Manolo suda mucho, porque cuando toca saltan las astillas... de verdad... Y yo, me la quito antes de empezar. Total, si la voy a mojar, mejor lo evito y luego me la pongo seca.
A.- Habladnos de vuestros gustos musicales.
M.R.
- Pues yo escucho todo a lo que le pueda sacar partido. Me da igual el estilo. Sea samba, disco ó thrash metal. Yo lo que quiero es aprender...
P.V.- Yo escucho sobre todo rock español. Por supuesto que me gusta el heavy, Stratovarius y eso. Mi padre me ponía a Malmsteen y cosas así. Pero mis grupos favoritos son Extremoduro, Marea, Reincidentes, La polla y Sínkope... Si, por ahí van los tiros.
A.- Que tu padre Paco haya producido el disco es una ayuda importante...
P.V.
-Si, claro. El quería producir el disco, para mantener el sonido de la maqueta. El quería que sonáramos igual que lo que habíamos grabado para la compañía.
A.- ¿Como surge hacer dos versiones tan raras?
P.V.
- Bueno, “Un velero llamado libertad” es una canción que yo escuchaba, cuando me la ponía mis padres de pequeño. Y “Campanera” es porque la escuché en “Manolito Gafotas”.
A.- Y por qué no hacer algo más en sintonía con vuestra música...
P.V.
- Hombre, en directo hacemos “Jesucristo García”, pero eso es algo fácil. Ya está hecho. Lo que buscamos es sorprender.
A.- ¿Te costó mucho elegir qué canciones entrarían en el disco entre esas 90 que tienes compuestas?
P.V.
- La verdad es que sí. Exceptuando alguna que mi padre eligió porque le pareció que funcionarían, todo fue escuchar y escuchar hasta decidir. Luego también la compañía nos dijo que le parecían unas y otras.
A.-Uno podría esperar de una banda como descaro cierto grado de implicación social. Sin embargo parece que vuestras letras son más de chicas y fiesta...
P.V.
- Había una en la maqueta llamada “Buena vida” que sí hablaba de eso. Pero al final no la cogieron, porque nosotros le presentamos a la discográfica 16 ó 17 temas y ellos eligieron. Excepto “Campanera” que la cogieron sin haberla escuchado. Pero es que a mí no me gusta hablar de protesta social ni de política, porque cada uno tienes sus ideas y...
M.R.-...en el momento que digas algo que a otro no le guste, ya te estás metiendo en un berenjenal que...
P.V.-...los políticos están siempre cambiando. Los problemas están siempre ahí y... es que no... Hablar de guerras, ó de otras cosas... son cosas que pasan. Además pasan lejos. Enciendes el telediario y... ¡qué pena!... que no, que no. Nosotros hablamos de amores, desamores y... a divertirnos.
A.- ¿Como os ha influido esta aventura musical en vuestra vida?
P.V.
- Pues yo en cuanto empecé a tocar la guitarra, dejé de estudiar. El bajista también ha tenido problemas, y el guitarrista Javi, dejó el trabajo. Y él no ha dejao de estudiar porque se lo dijo a su madre, pero...
M.R.-...yo dejé el otro grupo. Más que nada porque sabía que esto iba a funcionar. Llevo tocando 3 añitos. Aunque al principio solo tocaba en clase. Pero desde hace un año, toco todo el día... Este sí que vive bien...
P.V.-...yo me levanto y me pongo a tocar. A las siete ó las ocho me voy a buscar a mi novia. Ó me pongo con la consola...
A.- ¿Qué experiencia tenéis en directo?
P.V.
- Pues habremos tocado 8 ó 10 veces...
A.- Y qué hay de tocar en Madrid...
P.V.
- Pues estamos esperando haber si el disco funciona y nos sale algo. Es que hemos tocado mucho en nuestra ciudad, pero siempre te viene a ver la misma gente y resulta cansado. Por eso preferimos no tener prisa y elegir los conciertos según nos interese.
(n.r.: La conversación, que debió de durar unos 45 minutos, dio para escribir el triple de lo que aquí os presentamos. Sin embargo, debido a lo mucho que hablan estos chicos, lo que os presentamos es lo más importante de lo que nos contaron)
Carlos Treviño Cobo

ESTUDIO REPORT - BARÓN ROJO

En una sofocante tarde-noche de un martes, tuvimos el honor de ser invitados al estudio de los barones con el fin de enterarnos de como va la grabación de una nueva hornada temas que conformaran su próximo CD. Nacho Jordán y yo mismo, nos acercamos hasta el madrileño estudio Oasis con ese fin. Y este es el resultado de esa conversación. Debido a que les pillamos en pleno proceso de grabación hablamos brevemente con Carlos de Castro, y posteriormente fue Ángel Arias el que se ofreció a responder a nuestras preguntas.

Alianza.- ¿Hemos leído en una publicación pseudo-musical que os han ofrecido un millón de euros por reunir la primera formación?
Carlos de Castro
.- De eso no hay nada de nada. Así de simple.
A.- En el festival de Mazarrón “Leyendas del Rock” vais a actuar a distintas horas Sherpa y vosotros. ¿Es posible que pueda haber algún tipo de colaboración, aunque fuera para un tema final de vuestra actuación?
C. de. C.
- Qué va, nada. Nadie ha propuesto nada parecido, ni se nos ha pasado por la cabeza. Supongo que puede resultar morboso para algunas personas que toquemos en el mismo festival, pero somos bandas distintas que tocaremos a horas distintas.
(n. de r.: Tras darle las gracias a Carlos por responder, en un diálogo informal, a estas cuestiones, nos sentamos más relajadamente con Ángel para hablar del disco)
A.- Bueno Ángel, háblanos un poco del nuevo disco... como es, qué contiene...
A. A.
- Hemos metido 11 temas, más una introducción que hacemos habitualmente en directo. Está quedando bastante correcto, con mucha caña, y pienso que a la gente que sigue a Barón le agradará... Siempre nos compararán con lo de siempre, pero bueno, eso lo tenemos asumido y olvidado.
A.-...te refieres a vosotros mismos...
A. A.
-...si claro, la gente se queda con una época determinada, todos los grupos tienen su época determinada, y, eso no puede volver a ser... hay cosas en la vida que se hacen en su momento, en circunstancias especiales... pero vamos, que eso le pasa a todos los grupos. A Purple siempre le pedirán el “Smoke on the water”, a AC/DC el “Highway to hell” y a Barón... el “Volumen brutal”...
A.- Por lo que veo aún os queda mucho por hacer. ¿Para cuando tenéis previsto poner en la calle este nuevo CD?
A. A.
-Aún es difícil de saber. Lo primero que tiene que haber es una compañía. Tenemos varias ofertas pero aún no lo tenemos decidido... pero hasta después del verano no creo que esté en las tiendas. De todos modos, calculo que a mediados de mayo estará terminado.
A.- ¿Cuando os metisteis en el estudio?
A. A.
- Comenzamos el 8 de mayo...
A.-...mes y medio...
A. A.
-...un mes y unos días. Date cuenta que hemos tenido galas y cosas que no podíamos dejar. Ahora mismo hemos estado cuatro días sin hacer nada.
A.- Supongo que vosotros podéis trabajar con cierta tranquilidad. Sin las típicas prisas que tienen otras bandas.
A. A.
- Siempre tienes cierta premura, hay alguien que paga la producción y... bueno, siempre hay un límite de tiempo. Es cierto que tal y como están hoy las cosas, tener mes y pico para grabar un disco, pues está bastante bien... No andas muy agobiado, pero debes tener constancia en el trabajo, porque en cuanto te duermas un poquillo, se te va el tiempo a tomar por saco. Además, no solo es grabar, porque después vienen las mezclas, que es un paso muy importante, porque tú puedes grabarlo todo de puta madre, pero luego haces unas malas mezclas y la has cagao. Todo tiene su proceso... A.- Desvélanos alguna sorpresa que vaya a llevar el disco...
A. A.
-Bueno... Armando ha cantado dos temas. Uno de ellos es una balada muy bonita, que además la ha hecho él y le ha quedao de puta madre, y yo he cantao un tema también.
A.-...y dicen que lo has hecho muy bien...
A. A.
-...ja, ja, ja... las malas lenguas dicen que ha quedao bastante bien, pero bueno... yo no sé. Hombre yo me he oído muchas veces. He grabao maquetas en casa, los temas de barón, previamente me los he cantao, para ver las melodías y eso... en fin, es un tema mío que teníamos ahí. Y al final le ha hecho Carlos la letra y hemos decidido que la cantara yo.
A.- ¿Alguna vez habías grabado algo publicado en algún disco digamos oficial?
A. A.
-No, no... Nunca...
A.-...y si se da el caso, ¿la cantarías en directo?
A. A.
- Si claro. Por supuesto. No habría problema, pero primero habrá que ver que a la gente le guste...
A.- ¿Habrá invitados en el disco?
A. A.
- Nnnnnnnno! (n. de r: aquí parece... dudar?) Es que esas son cosas que hay que hacer con tiempo. Nosotros llevamos trabajando 8 meses en este disco, pero tampoco teníamos fechas concretas. Y de repente dijimos: “O nos metemos a hacerlo, ó no lo hacemos”. Pero tampoco ha habido nadie que haya podido...
A.- ¿Quién hace el trabajo de producción?
A. A.
- Sobre todo Carlos... Queríamos contar con Josemi, antiguo cantante de Hiroshima, pero por motivos laborales no pudo ser. Pero Carlos es absolutamente competente... además, si alguien sabe como tiene que sonar Barón, es Carlos...
A.- Se sigue insistiendo desde diferentes medios especializados en esparcir rumores sobre una posible reunión de Barón. La última en una famosa revista pseudo-musical. ¿Como asumes tú, que eres tanto ó más Barón que los que se fueron, ese interés por reunir la antigua formación?
A. A.
- Yo entiendo que haya gente que piense así. El tramo más importante de Barón Rojo todos sabemos cual ha sido... “Volumen brutal”; “Metalmorfosis”, el disco en directo... luego ya empezó a decaer la cosa... es lógico y normal que haya gente que le apetezca que la banda se reúna. Otra cosa es que les apetezca a ellos. Ellos son mis compañeros, y si el día de mañana les apetece hacer una reunión, yo lo respetaré... de puta madre... yo he sido fan de esa formación... yo he estado en sus conciertos en el público, con 17 ó 18 años... hombre, llega un momento que se hace pesadita la cosa. Carlos y Armando son amigos míos antes que otra cosa. De todos modos, yo no creo que una reunión aportara nada... no creo que la vuelta de Hermes y José Luis nos devolviera al Barón de su mejor época... los últimos discos de Barón son discos dignos que están ahí... a unos les gustará más, a otros menos... no son el “Volumen brutal”... habrá gente que les guste más ó menos que el “Volumen...”, pero Sherpa también ha puesto un disco en la calle, y tampoco ha sido un superventas de la ostia. No creo que la reunión supusiera lo que ha podido suponer por ejemplo lo de Halford y Judas.
A.- Ya ha pasado más de un año desde que se fue Vale, el batería. ¿Qué pasó?
A. A.
-El rollo con Vale es que... se perdió un poco los papeles, a nivel suyo. Vale entró en Barón sin haber pateado mucho lo que es el rock, incluso sin haber pateado mucho lo que es la música. Vale es un tío que entró a un grupo donde tienes trabajo, donde grabas discos, donde sales de gira, donde vas a Sudamérica. Si no te lo has currado un poquito, si no has sufrido esto, no le das el valor a las cosas que realmente tienen. Entonces, el problema de Vale fue ese, desde mi criterio personal. No supo valorar donde estaba, había bastantes desacuerdos, y se decidió que no se podía seguir funcionando juntos.
A.-...y ahora está José Martos...
A. A.
- Si. Martos entró en Barón al mismo tiempo que yo, en el 96. Lo que pasa es que tuvo problemas personales, andaba un poco quemadillo, y lo dejó. Siempre hemos estado en contacto, porque es un colega. Cuando ocurrió lo de Vale, le llamamos, no estaba haciendo nada, así que pudo volver con Barón, y de puta madre... es una excelente persona. Un tío que sabe lo que hace. En definitiva, era la pieza que encajaba perfectamente ahí. Una banda se pasa mucho tiempo junta, y Martos es una persona con la que se puede estar...
A.- ¿Estáis tocando, ó vais a tocar en los bolos de este verano temas del nuevo disco?
A. A.
- Si, si. De hecho ya lo estamos haciendo. Intentamos dar pinceladas que mantenga un poco el interés por el trabajo actual de la banda. En el Viña tocamos el “Hombre de las Cavernas”. Luego costará hacer el repertorio, porque habrá que intentar que la gente escuche los clásicos de Barón, al tiempo que presentamos el nuevo trabajo.
A.- A la hora de elegir el repertorio para el directo... ¿Os sentáis los cuatro a dialogar?
A. A.
- Bueno, Armando es el que se suele encargar de eso. Los demás damos opiniones, siempre para mejorarlo, pero Armando lo hace muy bien así que le dejamos...
Carlos Treviño Cobo
Nacho Jordán

09 mayo 2006

ENTREVISTA FATUM

A finales de Abril, tuvimos el placer de mantener una amena charla con Enrique y Verónica, batería y cantante respectivamente de Fatum. La realizamos en la sede de Avispa y lo que continúa es la trascripción de lo más importante de lo que allí se dijo. Debo destacar la simpatía de estos gaditanos, que nos ofrecieron una de las entrevistas en las que más me he divertido…

ALIANZA: -Este es vuestro segundo trabajo. Sin embargo, habrá gente que aún no os conozca. Contadnos algo de vuestros comienzos.
ENRIQUE:
-Bueno, pues Fatum comienza en 1996, y lo hace con una formación como la de ahora pero con el vocalista Enrique Cáceres, que ha sido parte de Fatum hasta hace poco tiempo. Tuvimos un primer disco con la discográfica Boa, un poco más arriesgado que este, en el sentido de la dureza de sonido. Más compleja y llena de elementos diferentes. Mucho más potente que este, que, en definitiva, era lo que nos apetecía hacer en aquel momento y, así lo hicimos. Sin embargo, y pasado el tiempo, fuimos evolucionando hacia otro tipo de tendencias y gustos que ya no se asimilaban en ese estilo…
A.: -¿…de qué año es ese primer disco?
E.:
-Este primer trabajo es de 2002, aunque en 1996 ya teníamos la primera demo que, con lógicos cambios, dio origen a este primer disco. Tras ello, el grupo sufrió diferentes cambios de carácter conceptual, formas de composición, filosofía de creación y, en definitiva, una realineación de ideas con respecto a lo que teníamos en mente antes del primer CD. Si habéis escuchado, ó tenéis la oportunidad de escucharlo, notareis enseguida que ha habido un gran cambio entre ambos trabajos.
A.: -¿Cómo ha sido el proceso de elaboración de este “Roto”?
E.:
-Ha sido totalmente auto producido por la banda. Debido ha la cantidad de matices e ideas creativas que teníamos, era complicado dejar que alguien ajeno al grupo metiera mano. Nuestro guitarra, Antonio García, se ha encargado de todo. Yo quería grabar las baterías en un estudio concreto de San Fernando, mientras que el guitarra quería grabar lo suyo en su propio estudio. Por diferentes motivos, hemos estado en Sanlucar, San Fernando, Sevilla… Una vez grabado todo, lo cogió Antonio en su estudio, lo mezcló y lo masterizó.
A.: -Todo esto con el antiguo cantante…
E.:
-Efectivamente. En este punto nos encontramos con un disco terminado, y distribuido en las discográficas, con el fin de ver si alguna se interesaba… pero con las voces y las letras de Enrique Cáceres. Entonces se nos presenta la disyuntiva de que Enrique tiene un problema personal que le obliga a dejarnos. Lógicamente no podíamos vender algo que ya no era. Y ahí entra Verónica. Ella es amiga de la banda desde antes de que se formara Fatum. Tenemos gustos musicales coincidentes en algunas cosas. Dentro del disco iban dos temas compuestos por ella…
(n. de r.: según el libreto del CD, todos los temas están compuestos por los tres miembros masculinos del grupo; quizá se refiera a su primer disco ¿?)…
A mí me gustaba mucho su voz, y fue fácil pensar en ella como nueva cantante de Fatum. En seguida nos pusimos manos a la obra. Comenzó a reestructurar las voces, adaptándolas a sus personales características, y así llegamos al día de hoy…
A.: -Lo cierto es que, sobre todo a nivel vocal, abarcáis un abanico muy amplio que va desde el flamenco hasta formas más líricas…
E.:
-Bueno eso tiene más que ver con la composición. Ciertamente hemos contado con elementos flamencos, así como sonidos más heavies, otros más industriales…
VERONICA: -…celta también…
E.:
-…exacto. Y las voces van un poco en sintonía con estas formas de composición. Ella también tuvo que hacer un gran esfuerzo para adaptarse a estas canciones, lo que hizo con gran mérito, en mi opinión.
A.: -Comentabas que vuestro primer disco era arriesgado. Sin embargo yo, habiendo oído solo el segundo, me parece que este es tremendamente difícil de asimilar. Meter en un CD influencias ó tendencias como flamenco, celta ó hip hop, es un arma de doble filo, ya que le puedes gustar a mucha gente… ó a nadie…
E.:
-Es cierto, y eso lo hablamos mucho. Pero pienso que, estando bien hecho, no tiene por qué no gustar. Es un disco de Metal, aunque esté influenciado de forma tan dispar. Todo el que lo escuche puede encontrar algo que le guste, pero no tiene por qué desagradarle lo demás.
A.: -¿Es intencionada esta fusión de estilos, ó surge de forma espontánea al componer?
E.:
-Es totalmente espontánea. Todos escuchamos de todo. Incluso ella, cuando nos dice que el Metal no es su estilo favorito, nos hace felices porque ello da más matices a nuestra música.
A.: -Me imagino que, aunque ellos tres firman todos los temas, tu entrada (n. de r.: a Verónica Donna) habrá cambiado cosas en las canciones. Por ejemplo esos toques de flamenco, que quizás no hubieran existido sin tu participación…
V.:
-Tú te refieres a la colaboración de Salvadora y Marchena… Cuando yo entré, el disco ya estaba grabado, incluidas las colaboraciones… yo lo que hice fue regrabar todas las partes de Quique Cáceres…
E.: -En cualquier caso, Quique tenía voz de Metal. En este sentido, la personalidad de todos los temas se han visto influidos por Verónica…
A.: -Verónica, ¿Con qué parte del disco te sientes más identificada personalmente?
V.:
-Bueno… todo el disco tiene algo mío, pero… quizás con los coros de “Luzbel”. Ese ambiente tipo iglesia, me hicieron sentirme realmente bien… me gusta como quedó…
E.: -Fue gracioso lo de esta canción. Nosotros queríamos unos coros eclesiásticos y pensamos que lo mejor era irnos directamente a una iglesia y grabarlos in situ. Imaginaros lo que nos costó que el coro cantara “…Luzbel, yo te vendo mi alma…”, con lo que ello puede suponer para alguien de creencias cristianas. Unos lo veían con gracia, pero otros decían: “¡estamos locos, ó qué!”. Todo para que al final se sustituyeran por el trabajo de Verónica.
A.: -Verónica, ¿Es este tu primer trabajo como cantante?
V.:
-Llevo ya seis años cantando todo lo que me echen. Bandas de todos los estilos, música de iglesia, grupos de verbena…
A.: -¿Tienes estudios musicales?
V.:
-Ninguno. Soy absolutamente autodidacta. Todo lo he aprendido sola.
A.: -Las letras también resultan bastante arriesgadas… oscuras… con algo de crítica social…
E.:
-Hacemos crítica social, pero desde el punto de vista más interior del ser humano. Tocando la fibra más inocente de la propia persona, la infancia. Donde se origina todo lo demás, lo bueno y lo malo. Nos parece interesante estudiar el tema. Lo hemos empezado reflejando en la portada donde veis a un niño, en su estado más inocente, rodeado de unas máscaras que quieren representar el mal acechante. Esto lo vemos cada día en el maltrato, violaciones ó abusos a la infancia.
A.: -En general son letras oscuras… negativas…
E.:
-Yo no lo creo. Por ejemplo, en “Luzbel”, ya nos han dicho que si el diablo, Satán, no sé qué…
V.: -…claro. Es que hay que buscarle el sentido a las letras. Porque en una primera escucha puede parecer satánica. Pero lo que decimos es que el diablo existe, pero que está en cada uno de nosotros, y que está en nuestras manos dejarle que salga ó no… Realmente es lo contrario de lo que la gente interpreta, al principio.
E.: -Pretendemos denunciar lo que está mal, pero criticando que la gente no se mueva. Queremos incitar a la protesta. Nuestra primera crítica es que la gente no se movilice contra todas las injusticias que suceden… intentamos ser positivos.
A.: -¿Como surgen las colaboraciones?
E.:
-Verás… de Saurom Lamderth somos vecinos y buenos amigos. Ya desde hace tiempo tenemos una estrecha relación con ellos. Sobre todo Antonio, nuestro guitarra, que ha sido su técnico de sonido y produjo “Sombras del este”, por lo que nos hacía mucha ilusión que participaran de algún modo en nuestro proyecto. Después está Vikingo, el vocal de Narco. Le conocimos en un bolo de Sevilla, donde nos fuimos de copas juntos, y se lo propusimos. A parte, Verónica ya les conocía de antes, pues había coincidido con ellos varias veces, así que todo vino rodado.
A.: -¿Cómo se presenta la presentación del disco en los escenarios?
E.:
-Pues, estamos en ello… Hay algunas cosas ya cerradas y otras casi. Sobre todo, allí en Andalucía. Después esperaremos a ver qué tal va el disco. Aquí en Madrid, yo quisiera que fuera Ritmo y Compás, que es una sala que me gusta mucho, para nosotros… pero será para después del verano. También estamos trabajando para ir a Valencia y Barcelona, pero hay que mover contactos y no hay nada cerrado.
A.: -Si tenéis algo más que contarnos, algo que le queráis decir a nuestros lectores…
E.:
-…pues sí. Hemos grabado un video muy guapo. Además resultó anecdótica la grabación. Encontramos un cine abandonado en Sevilla, un lugar que era ideal para nosotros, sucio, roto, hacía innecesaria cualquier escenografía…
V.: -…lo grabamos en semana santa y, como sabréis, allí la gente se toma esos días como los más importantes del año. De hecho, el domingo, prácticamente no se puede salir a la calle si no es “de punta en blanco”. El caso es que había que ir a comer… pero no era cosa de andar cambiándose de ropa ó desmaquillándose… total, pa’ luego seguir la grabación. Así que yo fui a comer, con el resto del equipo, pero con un pedazo de traje de época… la falda sujeta con aros de lo menos un metro de diámetro… la cara blanca del maquillaje….
E.: -…imagina cuarenta hippies desaliñados, capitaneados por esta aparición del pasado…
V.: -…cuando salimos del cine, abriendo esas puertas que se caían a cachos, no veas como nos miraban. De hecho, tuve que ir al baño y, otra mujer que había… ¡salió corriendo!
E.: -Podéis ver fotos de la grabación en la página web. Y por supuesto, cuando esté definitivamente terminado, lo colgaremos para que la gente pueda verlo.
Carlos Treviño Cobo

12 abril 2006

ENTREVISTA DRAGONFLY

Esta es la entrevista que mantuvimos, en las oficinas de Avispa, con la joven banda hispano-argentina, tras la edición de su ópera prima, “Domine”. Allí nos encontramos con el guitarrista argentino Ariel Mittica, con el vocalista Pablo y con Juanba, bajista.
Alianza: Quizás, para ir entrando en materia, lo primero sería que nos contarais como han sido los comienzos del grupo.
Ariel Mittica:
-Bueno… pues fue en Buenos Aires. Allí estuve buscando un baterista… encontré a “El Vikingo”… tocamos dos años por diversas salas… y al final decidimos venirnos para España.
(N. de R.: Durante toda la entrevista, encontramos a Ariel bastante tímido, o nervioso, no así a sus compañeros)

A.: Pero qué motivó que decidierais hacer el viaje hasta aquí… ¿Quizá la situación por la que pasa el país en los últimos años?
A.M.:
No, no… nada de eso… nosotros allí habíamos tocado un techo… debido a la situación socio-económica no daba para más, y un día, en casa de Barilari, nos dijo… “chicos, este proyecto que está haciendo acá, lo hacen en otro país. Por ejemplo España…”. Lo pensé, lo analicé, lo hablé con la familia… me dijeron “¡Dale!”. Se lo comenté al Vikingo, que decidió venirse conmigo, y caímos en Valencia. Ahí comenzó la historia.

A.: …y qué opinaron los compañeros de la banda que se quedaron en Argentina… como asumieron esta ruptura… Por ejemplo Marcelo Arenas, cantante de Brokenheart…
A.M.:
En principio pensamos en venirnos todos, pero el vikingo y yo tenemos nacionalidad italiana. Sin embargo ellos hubieran tenido problemas, pasados unos meses, por el tema de los papeles, etc. Entonces decidieron quedarse allí, cada uno con sus proyectos, y el vikingo y yo nos vinimos para acá.

A.: Os formasteis en el año 2000, sin embargo no ha sido hasta seis años después, que habéis grabado vuestro primer disco. A parte del cambio de país, me imagino que habrá habido otros motivos para esta tardanza. Quizá… ¿Buscabais algún sonido en concreto?
A.M.:
En lo que más tardamos fue en encontrar a los músicos. Vikingo y yo probamos a muchos músicos, hasta que los conocimos a ellos. Una vez los encontramos… grabamos una maqueta… ellos tenían otros grupos, y no sabían bien donde iban a seguir… si funcionaba la maqueta. Pero vimos que sí gustó, por lo que ya se fue consolidando la banda. Aunque al principio no era una banda, banda… Pablo cantaba en dos grupos, Juanba igual… con él… Hasta que se decidieron a venir con nosotros… entonces ya sí era una banda.

A.: ¿Os costó mucho definir el estilo? Quizás vosotros, en Argentina tocabais de una manera, y aquí encontráis gente con ideas propias…
Juanba:
Lo que pasa es que cada uno tiene gustos muy diferentes… Desde Queen, E.L.O., Supertramp, hasta lo más agresivo que puedas imaginarte. Entonces, sobre lo que ellos traían de Argentina, cada uno ha ido metiendo sus cosillas, sus arreglos…

A.: ¿Ha cambiado mucho el sonido del grupo, de lo que hacíais en Argentina, a lo que hacéis ahora?
A.M.:
No… más o menos es lo mismo. Lo único que aquí lo pulimos un poco más.

A.: ¿Cómo os convencieron para uniros al proyecto?
J.:
Pablo, Isauro y yo estábamos en un grupo que se llamaba Outer Heaven. Isauro tocaba los teclados, Pablo cantaba y yo hacía bajo y coros. En un concierto en Xátiva, nos vieron actuar, y les gustó como cantaba yo, por lo que me propusieron unirme a ellos. Me pareció una oportunidad probar como cantante solista y acepté. Luego le propusimos a Isaura que se viniera a tocar los teclados. Pero a la hora de buscar bajista, probamos a muchos, pero ninguno nos cuadró. Por otra parte, los ensayos fueron avanzando, y no me veía preparado como para cantar bien en directo. Por ello llamamos a Pablo, y yo volví al bajo, aunque sin dejar los coros.

A.: Lamento que no esté aquí el vikingo, porque es él el que ha compuesto casi todos los temas…
A.M.:
Bueno, el vikingo lo que trae es la melodía. Él no tiene conocimientos musicales… entonces el llega al estudio con una melodía que casi siempre tararea con la voz. Y ahí entramos los demás, para convertir eso en una canción…

A.: …pues entonces le tenéis mucho cariño al vikingo, porque yo conozco más de un grupo en que compone uno, y firman todos, mientras que vosotros dejáis que sea él quien firme los temas en solitario…
Pablo:
Bueno… una cosa es arreglar una melodía, y otra muy distinta inventarla. El toca la guitarra, y con algunos acordes, nos indica por donde debe ir la canción. Aunque luego nosotros la arreglemos… metamos coros ó un solo de guitarra… la autoría es de él.

A.: ¿Como ha sido el proceso de grabación?, y ¿por qué os habéis ido a masterizar a Argentina?
P.:
La grabación fue larga y penosa (N. de R.: momento de risas). Hemos estado más de un año. La verdad es que tuvimos la suerte de contar con la ayuda de un buen amigo nuestro, allí en Valencia. El tiene un pequeño estudio de grabación… y con pocos medios es capaz de sacar una gran calidad. Optamos por grabar con él por motivos de comodidad, de economía, y porque nos daba una flexibilidad de tiempo, imprescindible para gente como nosotros, que tenemos nuestros trabajos, etc. Íbamos dos horitas un día, otro tres, otro ninguna… Esto nos permitió perfeccionar cosas, y dejarlo todo, realmente a nuestro gusto. Luego, por consejo de Adrián (Barilari), fuimos al estudio de Martín Toledo, para darle el último toque al trabajo…

A.: Buscabais el sonido de Rata Blanca…
A.M.:
Más que por Rata Blanca, fuimos por Barilari como solista. Nos encanta como suena su trabajo, y queríamos algo así… muy europeo…

A.: A pesar de ser vuestro primer disco, suena cojonudo…
J.:
Estamos contentos, aunque hemos pagado un montón de novatadas que nos han enseñado cosas. Esperamos que en el próximo no cometamos los mismos errores.

A.: ¿Como surgieron las colaboraciones…?
A.M.:
En un viaje a Argentina, le propusimos a Adrian que colaborara en nuestro disco. Al principio iba a ser solo uno, pero escuchó la maqueta, y comenzó a tener ideas que quería aportarnos… por lo que al final nos hizo dos... y nosotros recontentos.
J.: Lo de Leo surgió porque yo le conocía, incluso antes de presentar nuestro trabajo a Avispa, de la playa de Gandia donde yo curraba en un pub y él iba por allí. A Johnny (Dyonnisus) le conocía de lo mismo. Les propuse el trabajo, aceptaron, y así fue todo.

A.: ¿Habéis aprendido algo de ellos?
P.:
La verdad es que para mí, la experiencia ha sido estremecedora. Cuando tú escuchas un disco terminado, la voz ha sido tratada a través de una mesa de sonido y la informática, pero yo he tenido la oportunidad de escuchar la voz de Adrián en crudo. Ahí he podido escuchar y aprender formas de calentar la voz, de aprovechar mi posible potencial… he oído aspectos técnicos que, en una grabación terminada, no puedes apreciar. Y con Leo fue increíble, vino hasta el estudio de nuestro amigo, y pude ver lo realmente buen vocalista que es. Hay quien dice que es muy chillón, pero viéndole grabar puedes comprobar la increíble calidad que tiene.

A.: El concepto del disco… las hadas, mujeres aladas, etc. ¿De quién es?
P.:
Nosotros tenemos un buen amigo dibujante, que es artista fallero. Recién llegado a Valencia, fue el vikingo quién le conoció, pues es argentino también. Le dimos un CD, para ver que se le ocurría, nos vino con la idea de la mujer con alas de libélula, nos gustó y, a partir de ahí, desarrolló lo demás.

A.: Por la presentación de disco, yo esperaba letras de hadas, elfos ó dragones… sin embargo es todo más real…
P.:
Nos gusta hablar de cosas más cercanas. El vikingo habla de cosas que le han pasado a él, o a un vecino suyo. Pero siempre de cosas reales.

A.: Habladnos de cuales son vuestros gustos musicales…
P.:
Ariel tira por los guitar héroes tipo Malmsteen ó Blackmore, el vikingo escucha mucho metal escandinavo.
J.: Yo escucho prácticamente de todo, y Isauro es de otro planeta. Escucha a Dream theater, pero también bandas rarísimas chinas, cosas así.
P.: Yo tiro más hacia el power metal. Hoy por hoy, la banda que más me gusta es Edguy. El “Rocket ride” es increíble. Al final creo que hemos conseguido lo que queríamos, que era que cada tema tuviera un poco de todos, para crear nuestro propio estilo.

A.: Se puede apreciar, escuchando el disco, una gran cohesión en la banda…
A.M.:
Nosotros somos ante todo un grupo de amigos… después una banda musical… y al final, pero muy al final, está el negocio, al cual no nos cerramos, pero que no es nuestra prioridad.
P.: …esto se puede apreciar en nuestros directos. Nos divertimos… se crea un feeling muy especial… auténtico…

A.: …Y cuando podremos disfrutar de esto que nos contáis…
P.: pues si os acercáis por Valencia, pronto. Después iremos a Barcelona a tocar con Opera Magna. Estamos en conversaciones para tocar en Albacete, y otros sitios… pero nada definitivo todavía.
Carlos Treviño Cobo
Mariano Palomo